Nux fulguris

Merolico

Acabo de pedir un americano a mi asistente. Empezaré a temblar. A teclear insensato. Estaré alerta y desesperado. Sin sueño. Sin paz. Angustiado por terminar el trabajo. Es fin de semana y no quiero dejar ningún cabo suelto. No quiero que en mi ausencia se suelten las lonas y el frío y la lluvia desmadren el escenario. Mi escenario. Me ha tomado bastante tiempo construir esta ficción y no quiero que un simple descuido se lleve, los rostros impávidos, los arreglos y las decoraciones. Habitamos los espacios alegres, los palacios, los pasillos, presuntuosos, de la feria iluminada, con sus caras de risa, blancas y coloridas, los ojos siempre felices, los chistes al vuelo, las historias fantásticas, los relatos que te enredan, llenándote de sonrisas, las miradas, divertidas, voluptuosas, seductoras, amorosas.

Asi que, aunque me lleve la vida, el sistema nervioso deshecho, la función tiene que, como dicen los merolicos de feria, voces a medianoche, continuar, aun cuando, se termine el mundo y el corazón se detenga.

Aun no hay comentarios :( »

Aun no hay comentarios :(

RSS feed para los comentarios de este post. TrackBack URI



Haz un comentario



XHTML Strict!
CSS Válido
Usa Firefox
Powered By WordPress

Feed RSS Sindicar Nux fulguris
Nux fulguris forma parte
de la comunidad de blogs fulguris
www.fulguris.net

Creative Commons License
Nux fulguris está bajo una licencia de Creative Commons
Nux fulguris (cc) 2002-2017 NuEz