Nux fulguris

Los Orígenes de la Generación Beat (III)

Hace poco Ben Hech me pregunto en la TV: “¿Por qué tienes miedo de hablar enloquecidamente? ¿Qué cosas están mal en este país? ¿De qué tienen miedo los demás?” ¿Me estaba interrogando a mi? Lo que el quería es que hablara enloquecido “en contra” de la gente, el ha escarnecido a Dulles, Eisenhower, al Papa, y a gente como esa, con Drew Pearson; los pone “en contra” del mundo del modo que a el le gusta, esa es su idea de libertad (lo que el llama libertad). Quién sabe, Dios Mio, pero el Universo no es un vasto mar de compasión, no es la genuina miel bendita, bajo este espectáculo farandulero de personalidad y crueldad. Quién sabe si no se trata de la soledumbre de la unicidad de la esencia de todo, la soledumbre de la presente unicidad de lo innato en la esencia nonata del todo, nada de la verdadera y pura infinitud, ese gran potencial hueco que puede darle brillo a cualquier cosa que quiera desde su pertrecho, esa beatitud flamígera, ¡El Mattivajrakaruna Diamante Compasivo Trascendental! Yo quiero hablar por las cosas. Hablo por el crucifijo; por la Estrella de Israel, por el hombre mas sublime que haya existido quien fue un alemán (Bach). Hablo por el dulce Mahoma; por el Buda, por Lao Tsé y Chuang Chou. Hablo por D.T. Suzuki… ¿por qué voy a atacar lo que amo en la vida? Esto es beat ¿Amas a tu vida?; ámala en este momento. Cuando te llegue el aliviane ya no estarás en una simple casa de cristal , sino que tu carne será de cristal.

Aquella foto mía, salvaje y fogosa, en la portada de En el camino, donde me veo tan beat, se remonta a antes de 1948 cuando John Clellon Holmes (autor de Go (Andar) y The Horn (La trompeta) y yo nos sentamos a platicar sobre el significado de la generación perdida (que nos antecedía) y del consecuente existencialismo. Recuerdo que le dije: “¿Sabes?, la nuestra es una generación beat (golpeada)”. Holmes brincó y dijo “¡Eso es! ¡Cierto!” Creo que los asuntos de esta generación se remontan a 1880, cuando mi abuelo Jean-Baptist Keroauc acostumbraba a salir al porsche de la casa durante las grandes tormentas y, moviendo su lámpara de kerosene ante los relámpagos, gritaba: “¡Avanza, ándale si eres más poderoso que yo golpéame y apaga esta luz!”; mientras su esposa y sus hijos se acurrucaban en la cocina. Y aquella luz nunca se le apagó.


La Generación Beat
Los Origenes de la Generación Beat
Jack Kerouac, 1959

Aun no hay comentarios :( »

Aun no hay comentarios :(

RSS feed para los comentarios de este post. TrackBack URI



Haz un comentario



XHTML Strict!
CSS Válido
Usa Firefox
Powered By WordPress

Feed RSS Sindicar Nux fulguris
Nux fulguris forma parte
de la comunidad de blogs fulguris
www.fulguris.net

Creative Commons License
Nux fulguris está bajo una licencia de Creative Commons
Nux fulguris (cc) 2002-2017 NuEz