Nux fulguris

el gato

El gato rompió los platos. Saltó sobre la mesa arruinando la reunión. Lo perseguimos hasta la azotea. Primero se refugio atrás de los tinacos rotoplas. Cuando empezamos a tirar escobazos salió disparado maullando estridentemente. Se metió en el nicho de las antenas. Llamamos a fito, pronto subió ladrando, correteando y dando vueltas, ¡atrápalo fito!, gritamos al unísono. Empezó la escandalera. Ya muchos vecinos habían subido y comenzaron a discutir la necesidad de tanto alboroto. Re-de-pente el gato salió disparado, fito corrió tras el. Había en la azotea unos botes de pintura que el del nueve utilizaba los fines de semana para pintar los lavaderos comunales del edificio, el gato, en su loca carrera, tropezó con ellos. Entonces fito, aprovechando el descuido, atrapo con pericia, entre su enorme mandíbula, el pescuezo felino. Fue solo durante un segundo, porque el gato, como esos peces de colores que saltan se retuercen resbalan y por fin logran escapar de la red, consiguió liberarse de tan cruel destino. Nadie puede explicar cómo fue posible semejante hazaña. Incluso fito quedo pasmado. Y ni siquiera él pudo ver hacia donde había escapado el pescado, digo, el gato. Si exceptuamos a los vecinos que habían subido a la azotea, atraídos por el jaleo de los animales, puede decirse que la azotea estaba desolada. Por ningún lado se veía al gato. Y fito no se recupera si no le gritamos: ¡búscalo fito, búscalo, búscalo! Entonces el del nueve, apareciendo por fin en la azotea, grito: ¡gilberto, bichito, bichito, gilberto! ¿dónde estas?, y como el gato no diera señales de vida cogió una cazuela de uno de los lavaderos y con una cuchara grande comenzó a golpear con fuerza paseando por la azotea y asomándose frente a los oscuros rincones gritando ¡bichito, bichito! Fito había abandonado la búsqueda y miraba con autentica fascinación los patéticos intentos que hacia el del nueve por llamar la atencion del felino perseguido. Todos pudimos ver como el gato salía de atrás de los tinacos rotoplas. Fito se preparaba para saltarle encima pero el del nueve lo impidió con una violenta patada que hizo huir al fito en medio de terribles aullidos. El del nueve trato de acercarse al gato, este ya no corría, al salir del rincón lo hizo lentamente, como recelando de los bichitos lastimeros que el del nueve profería. Y cuando el vecino le extendió los brazos, el gato maulló amenazadoramente erizando su pelambre negra en un gesto de advertencia. El vecino salto instintivamente hacia atrás, ya no decía bichito bichito y, puesto que todos nosotros conteníamos la respiración para no perdernos lo que sucedería a continuación, los maullidos del gato y sus violentas rabietas de pequeña bestia agraviada se escuchaban por sobre el trémulo silencio que a todos rodeaba. Era un gran espectáculo: parecía que el gato, avanzando lentamente hacia el del nueve, se le echaría encima para hacerle pagar el daño (y el susto) recibido. Retrocediendo cada vez más, convencido de un inminente ataque felino, el vecino tropezó con los botes de pintura, quedando indefenso en medio de un charco celeste que lentamente crecía. Y entonces, el gato saltó sobre el y nos arranco un grito de susto. El del nueve cubrió su rostro aterrado y todos vimos estáticos como en pleno vuelo, con sus pequeñas garras y sus diminutos dientes en sus fauces trabadas, el gato (era un salto sobre el abismo) caía sobre el charco celeste ¡Esta muerto! gritamos todos mientras el del nueve sufría un ataque de miedo y gritaba sin control ¡no bichito, no bichito! Abajo, en uno de los departamentos, el fito ladraba y aullaba adolorido mientras nosotros repetiamos: “el gato esta muerto”.

11 comentarios »

  1. Sikanda escribió:

    Extraño a mi gato Nuez :(

    11 June 2003 a las 0:45

  2. arboltsef escribió:

    Hay por ahí cierta musicalidad.
    ¿Lo hiciste a propósito?
    Está genial.

    11 June 2003 a las 2:55

  3. .:EviTa escribió:

    Tú SI escribes ;)

    smuaxx*****

    11 June 2003 a las 14:49

  4. NuEz escribió:

    arboltsef: pos asi salio, no es real, todo me lo invente :D

    Sikanda: no te preocupes, ningun gato fue lastimado
    mientras se escribia este minicuentito

    EviTa: graCiaS amig@!

    11 June 2003 a las 20:13

  5. friz escribió:

    por un momento crei que de verdad, la historia del gato era real….no me gusta ver a los animales muertos

    12 June 2003 a las 11:36

  6. Noraeliz escribió:

    El único gato que he tenido me lo regaló Aletheia, una amiga de la Universidad. Lo llevó a la Facultad desde la mañana y luego lo llevé a mi casa, en el camión, sin cajita como casa ni leche caliente ni nada. Llegué a casa y empezó a recorrer los rincones, cabiendo por cualquier lado por pequeño que fuera. Era un gato de tres meses, de pelos amarillos y sedosos, bigotes finos, con las pezuñas rosas y los ojos verdes. Le puse de nombre CHUBIRITO. Se la pasaba echado bajo los lugares más frescos, se subía a la mesa y comía lo que encontrara, se acostaba por las noches en una silla del comedor. Si algo lo caracterizó fue su completa pasividad ante la vida. Era un gato estático, podía ocupar su existencia en un inamovible gesto somnoliento. Era como una esfinge chica y suave. Una mañana, CHUBIRITO no apareció. Papá se lo había llevado en su carro a tirar en un lote baldío.

    12 June 2003 a las 16:38

  7. Margarita Gomez Gonzalez escribió:

    No me gusto como termino el cuento, soy amante a los felinos y he visto como personas sin escrupulos les hechan perros para que los mate, hace poco vi algo asi fue muy deprimente,los gatos saben tambien dar cariño pero cuando se sienten acorralados sufren mucho

    14 August 2003 a las 9:34

  8. lilian escribió:

    espero te guste niña bonita.

    17 February 2004 a las 9:50

  9. Josefina escribió:

    MI VIDAAAAAAAAAAA ESE GATOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!
    soy fans de los gatos! tngo un refugio.. con120 gatos!

    24 August 2007 a las 21:56

  10. omar escribió:

    acabo de leer tu cuento… es precioso.
    felicidades.

    23 September 2010 a las 15:44

  11. Generic viagra escribió:

    hola…. Los gatitos son divertidos.Yo tambien tuve un gato, se metia en todos lados porque tenia tanta energia y cuando queria comer solo venia para que yo lo acariciara… Gracias

    2 November 2010 a las 8:45

RSS feed para los comentarios de este post.



Haz un comentario



XHTML Strict!
CSS Válido
Usa Firefox
Powered By WordPress

Feed RSS Sindicar Nux fulguris
Nux fulguris forma parte
de la comunidad de blogs fulguris
www.fulguris.net

Creative Commons License
Nux fulguris está bajo una licencia de Creative Commons
Nux fulguris (cc) 2002-2017 NuEz