Nux fulguris

Correr

Era un planeta fuera de otro planeta dentro de otro planeta.

Habia un soL pegajoso que iluminaba todo. Los niños estaBan jugando en el patio mientras bellaCo se comía un manguito amariLLo. Mientras comia aplastaba las hormigas rojas que le trepaban por las piernas. De vez en cuando soltaba un gemido casi inaudiBle. Los piquetes de las hormigas le hacian ronchas que inmediatamente se ponian rojas. bellaCo mataba las hormigas pero ellas, necias, trataban de hacer un camino sobre él rompiendo la fila demasiado transitada que habian formado en aquel rincón del patio. Cuando acabó su almuerzo de manguitos amariLLos bellaCo se sacudió las hormiGas y buscó a Büilare.

En la puerta del salón la maestra con un cortauñas en la mano, cortaba las uñas de una fila de niños. Más allá, habia una competencia de carreras. Büilare habia organizado las competencias porque pensó que todos esos niños estaban muy gorDos. Cuando bellaCo los vio, ademas de gorDos, estaban rojos. Y sucios. Y sudorosos. Y enfadados. “Tu siempre ganas”, le reclamaban a Büilare.


Entonces bellaCo se acerCo (despues de que la maestra le cortara las uñas, le echara una pomada que ardía sobre las ronchas que traía y le pidiera el ultimo manguito amarillo que no se habia comido). Se acerco y reto a correr a Büilare.

Todos hicieron gran alharaca cuando ambos se pusieron en sus lugares. Los niños estaban felices de que alguien pudiera vencer a Büilare. Entonces bellaCo se dio cuenta de que en serio hacia mucho calor. En aquel planeta fuera de otro planeta dentro de otro planeta aquel sol era el mas pegajoso y enfadoso que jamas habia sentido. Le ardieron aun más las ronchas, ¡no!, la pomada que le habia untado la maestra (¡mira nadamas como traes las patas!). Por eso, cuando echaron a correr, dejo atras con mucho a Büilare.

Hubiera ganado aquella carrera si no le ataca ese espantoso dolor. Aquellos manguitos que se habia comido no soportaron tanto alboroto dentro de su estomago. Despues de tres vueltas al patio vomito cinco manguitos. Siguió corriendo pero Büilare, muerta de risa, le habia pasado. Vomitó dos manguitos más al llegar a la meta. Pero ya Büilare descansaba en medio de risas y del enfado de todos los niños.

Fue mas tarde, cuando bellaCo y Büilare y los niños y la maestra y el sol se habian ido, que aquella fila interminable de hormigas rojas descubio los manguitos vomitados.

3 comentarios »

  1. Arevalo escribió:

    Si estuviera obligado a clasificar lo que escribiste (odio las clasificaciones, pero si alguien me apuntara con una pistola ordenándome clasificarte,) yo te etiquetaría como realismo mágico, ¿Existencialismo tal vez?

    18 August 2004 a las 9:53

  2. aeThra escribió:

    jajajaja. encontraron los manguiTos vomitados. vaya comilona dulce que se aventaron.

    18 August 2004 a las 20:18

  3. NuEz escribió:

    Jaja, graCias Arevalo, es usted un chinGon ^____^

    aeThraaaaaa :D

    19 August 2004 a las 6:28

RSS feed para los comentarios de este post.



Haz un comentario

Correr

Bajamos todos menos Ella. Entonces el vehículo comenzó a avanzar ¡Bajan!, ¡bajan!, gritamos. Ella no podía alcanzarnos. Cayendo de la puerta advertí, el vehículo en movimiento, que la zona para bajar terminaba.

(Estábamos en una ciudad extraña. Chingona, llena de gente. Íbamos al mercado. Rodeados de gente, estabamos sobre un transporte colectivo muy parecido a un tranvía eléctrico que avanzaba sobre un riel inexistente colgado de unas líneas eléctricas invisibles. Todo aparecía bajo una luz demasiado singular que no puedo sino describir como crepuscular).

Salté impotente para seguir en loca carrera al camioncito que poco a poco avanzaba más rápido. Lo seguimos de cerca, una calle, dos. A la tercera escuche: “la siguiente calle esta muy difícil”. El vehículo iba tan rápido que casi desparecía con Ella en la lejanía. Además, había mucha gente transitando ahí. Tanta que, para no chocar con alguien, gritábamos y aullábamos constantemente como locos inasibles.

No la alcanzamos. Al final de la calle había un lago y en el lago un trasbordador. Pero al llegar, el tranvía ya había subido al ferry y este se había alejado lo suficiente de la calle para hacer imposible alcanzarlo. Uno de nosotros (éramos tres), encarrerado, saltó, solo para hundirse en el agua oscura del lago. Luego empezamos a caminar y yo le decía al que escurría agua: “ni modo, por perder el tiempo con aquella vieja” (una con la que se puso a discutir no recuerdo qué pero que recordándolo me hizo llamarla ¿paranoica?) paranoica, “por eso, mi chavo, por eso”.

Como sea, al final tuve una vision de Winona Ryder (¡!) Era como si estuviera en el cine y la veía como si ella hablara ante la cámara y constantemente con diferentes ritmos y énfasis y todo, ella dijera:

The time is only for loving

estaba en una audición y lo tiene que hacer bien-bien, así que lo hace de muchas maneras y sus gestos, su rostro, es demasiado real y agobiante mientras repite incesantemente:

The time is only for loving
The time is only for loving
The time is only for loving

(La frase se me quedo graBada con fueGo)

5 comentarios »

  1. Arevalo escribió:

    La vida es como el camioncito que persiguen…Así de rápida y sin esperar a nadie.

    26 July 2004 a las 17:25

  2. v. escribió:

    a mi me gusta eso de que se te grabe algo con fuego….

    26 July 2004 a las 18:29

  3. NuEz escribió:

    Arevalo, me quedo con tu interpretacion :D

    Asi me quedo v. xxDDD :)

    27 July 2004 a las 6:43

  4. raYu3la escribió:

    A mi me gustas tú. Y me quedo contigo entero.

    27 July 2004 a las 19:05

  5. pink escribió:

    Me gustaria saber quién eres en realidad ?quién eres en realidad? ¿Crees en el amor? ¿Escribes llevado por la musa? Y si es asi ¿quién es tu musa? Ultimamente estoy necesitada de amor, me lo arrebataron con fuego.

    28 July 2004 a las 14:23

RSS feed para los comentarios de este post.



Haz un comentario



XHTML Strict!
CSS Válido
Usa Firefox
Powered By WordPress

Feed RSS Sindicar Nux fulguris
Nux fulguris forma parte
de la comunidad de blogs fulguris
www.fulguris.net

Creative Commons License
Nux fulguris está bajo una licencia de Creative Commons
Nux fulguris (cc) 2002-2017 NuEz